Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Quieres mejorar la logística de tu negocio? ¡Aplica el sistema pull! Te aseguramos que funciona, especialmente si tienes una fuerte demanda. En este post te explicamos en qué consiste, qué características definen al método pull y cómo puede beneficiarte. ¡Toma nota!

¿Qué es el sistema pull?

El sistema pull es un método lean, lo que significa que busca optimizar procesos en una empresa utilizando menos recursos y aumentando la eficiencia. La máxima de cualquier método lean consiste en reducir la inversión, el tiempo y el esfuerzo. En este caso, estamos ante un sistema centrado en los procesos logísticos y un mejor aprovechamiento del almacén para ecommerce.

Pull, traducido al castellano, significa “tirar”. Efectivamente, el sistema pull consiste en una adaptación de la producción a la demanda. Los clientes son los que “tiran” del carro cuando lo necesitan, de tal forma que el producto se fabrica únicamente cuando se genera una compra.

También es conocido como método Just In Time (JIT) o método Toyota, ya que Kiichiro Toyoda fue quien tuvo la visión pionera de producir solamente lo necesario, en el momento oportuno.

El proceso de fabricación con el sistema pull

Si aplicas este sistema en tu empresa, fabricarás los productos solo cuando sean requeridos, una vez que has recibido la solicitud por parte del cliente, al que se le da una fecha de entrega determinada.

Este sistema se puede aplicar al producto final y también a productos intermedios, por ejemplo, a las piezas necesarias para la fabricación de un coche. El sistema pull implica elaborar los productos que necesitamos en la cantidad justa para la siguiente etapa de manufactura.

>  Rotura de stock: ¿Qué es y cómo evitarla?

Características del sistema pull

¿Quieres conocer en profundidad en qué consiste el sistema pull? Estas son las características que mejor lo definen:

  • Su objetivo es no hacer nada hasta que no haya demanda.
  • Los productos finales no se fabrican sin un pedido específico del cliente.
  • Equivale a una orden de trabajo. No se comienza a producir ninguna pieza hasta que no se recibe la señal oportuna.
  • La fabricación con el sistema pull funciona mejor cuando la demanda es alta y constante para una variedad escasa de productos.
  • Los trabajadores solo pueden realizar la próxima tarea si cuentan con la señal para iniciar la función.

Ventajas de aplicar el sistema pull en la logística de tu negocio

¿Qué beneficios te puede aportar el sistema pull a la logística de tu negocio? Veamos cuáles son sus ventajas fundamentales:

Reducción de costes

Disminuye enormemente los costes de almacenamiento, especialmente los relacionados con el inventario de la materia prima. Además, también reduce los costes del posible deterioro que pueden sufrir los productos manufacturados en un almacén.

Aumento de la eficiencia

Se obtienen iguales resultados (o mejores) que si no se aplicara el método pull a un menor coste. Por tanto, los procesos en particular y el flujo de producción en general, se hacen más eficientes.

Reducción del desperdicio de recursos

Gracias al sistema pull se eliminan desperdicios durante el proceso de fabricación, reduciendo así los costos para generar diferentes partes para el ensamblaje, por ejemplo.

Aumento de la productividad

Cuando se aplica el sistema pull en la fabricación de productos, las partes del trabajo se entregan de forma mucho más rápida, lo que supone un aumento considerable en la productividad.

>  Tipos de inventarios en logística

Rápida adaptación a los cambios

Podemos adaptarnos más rápidamente a los cambios que puedan ocurrir durante el trabajo o en relación a la demanda de los clientes. Por ejemplo, si de pronto se empiezan a solicitar más coches de color rojo, podremos responder a esa demanda de una forma mucho más ágil.

Prevención de la sobrecarga del equipo

El sistema pull contribuye a priorizar mejor las tareas y evitar que los equipos se sobrecarguen de trabajo. Los empleados se focalizan en ejecutar su labor justo a tiempo.

¿Qué opinas del método pull? Si quieres aplicarlo en tu negocio pero no sabes por dónde empezar, consulta con Serwell. ¡Te ayudamos!