Tiempo de lectura: 3 minutos

El mundo de la logística engloba multitud de términos útiles. En esta ocasión hablaremos del picking: te traemos su definición y los diversos tipos que puedes aplicar en tu almacén. ¡Toma nota!

Profundizando en logística: ¿Qué es “picking”?

En logística, el picking es un proceso que consiste en la preparación de pedidos dentro de un almacén para ponerlos en circulación hacia su destino con posterioridad. En el desarrollo de un picking se combinan varios elementos sueltos para conformar el pedido único de un cliente. Así, los diferentes elementos viajan a la dirección indicada en forma de una unidad de empaquetado.

El picking tiene una definición sencilla. Sin embargo, la práctica requiere disciplina y la aplicación de protocolos para optimizar el envío y que el destinatario reciba todos sus pedidos en el menor tiempo posible. Por otra parte, gracias al picking podemos mejorar el espacio de almacenaje. En definitiva, el picking nos permite ser más eficientes y ofrecer un servicio de mayor calidad.

Tipos de operaciones de picking

Las operaciones de picking están estrechamente relacionadas con el ciclo de reposición de existencias y con el proceso de envío de los paquetes ya preparados. Y, durante el picking de un almacén, cabe la posibilidad de recoger pedidos desde diferentes lugares: estanterías, pasillos, carretillas, palets o tarimas. Estos puntos de partida, van a determinar la forma en que se realizará la preparación. En consecuencia, podemos clasificar el picking dependiendo de punto exacto donde se prepara el pedido dentro del almacén:

  1. Picking a nivel del suelo: en este caso los pedidos se preparan sobre el suelo. Este proceso se realiza cuando los elementos se encuentran a este nivel. Supone un ahorro de tiempo al no tener la necesidad de acceder a distintos niveles y permite identificar los pedidos con facilidad. Si no dispones de un espacio amplio en tu almacén puedes practicarlo solo con algunas referencias.
  2. Picking a bajo nivel: se realiza cuando los pedidos se encuentran a una altura que permite al operario recogerlos mientras está de pie. Los paquetes no deben estar más arriba de la altura media de los hombros y no deben pesar más de 25 kilogramos.
  3. Picking a nivel medio: Cuando ponemos en práctica el picking a nivel medio, la mercancía se encuentra en estanterías que no superan los 4 metros de altura. Este tipo de picking nos permite combinar la agilidad propia de los almacenajes bajos con el espacio que nos proporciona la altura.
  4. Picking a alto nivel: esta vez consiste en aprovechar tanta altura como nos permita nuestro almacén. Necesitaremos equipos de manutención y otros métodos para acceder a los pedidos. Podemos utilizar un solo hueco para cada referencia o varios huecos en un mismo pasillo.
  5. Picking sobre palés: consiste en la preparación de pedidos sobre estanterías para palés a nivel medio o bajo. Si los elementos se encuentran en una posición elevada, se utilizan carretillas preparadoras de alto alcance o tipo combi. Habitualmente, este tipo de picking se realiza en niveles bajos y se trata de artículos de alta rotación que se reponen a la mayor brevedad.
  6. Pick to light: este sistema de picking está controlado por un Software de Gestión de Almacenes (SGA). El trabajador recoge el pedido que le indica el SGA a través de un visor numérico que se enciende en el frontal de la estantería donde se encuentra almacenado el elemento en cuestión. Una vez que el operario recoge la carga, avisa al SGA y posteriormente la luz se apaga.
  7. Picking put to light: se trata de la función opuesta al pick to light. La luz indica al operario dónde debe depositar el pedido y qué cantidad de elementos tiene que dejar.
  8. Picking por voz: consiste en el uso de sistemas de reconocimiento por voz para proporcionar instrucciones a los operarios mediante comunicación verbal. A su vez, igualmente podemos obtener su respuesta.
  9. Picking por radiofrecuencia: este sistema hace posible que las órdenes lleguen al terminal de cada trabajador, lo que optimiza el rendimiento y reduce errores al mínimo.
  10. Sistemas de picking en almacenes automatizados: estos sistemas funcionan mediante robots que nos permiten simplificar gran cantidad de procedimientos.
>  Cómo optimizar el picking en e-commerce

¿Cómo es tu almacén? Ahora ya conoces las diferentes tipos de picking que existen. Solo es cuestión de elegir la forma que te permita optimizar más el espacio agilizando al mismo tiempo el proceso de recogida.

Rate this post