Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Conoces la ciclologística? En este post te hablamos de una forma de repartir la paquetería que se ha hecho popular en los últimos años. Te contamos los detalles más importantes de los envíos en un medio de transporte tan sencillo como antiguo. Como te podrás imaginar, nos referimos a la bicicleta, una gran aliada para la movilidad en nuestros días.

Ciclologística, la solución al reparto en las ciudades del siglo XXI

La ciclologística es el reparto de paquetería en bicicleta, ya sea con remolque o sin él, o bien con asistencia eléctrica o sin ella. Estamos ante la realización de envíos a través de un medio de transporte con dos siglos de antigüedad y que, sin embargo, ha supuesto una solución para la realización de envíos locales en nuestros días, especialmente en las grandes ciudades, castigadas por la contaminación y saturadas de vehículos aparcados.

Las empresas de logística se encontraban ante diversos problemas en las urbes con los últimos medios de transporte utilizados, principalmente furgonetas o pequeños camiones. Estos son los principales retos de la distribución urbana de mercancías:

  • Restricciones de acceso al centro de grandes ciudades como Madrid y Barcelona.
  • Dificultad para aparcar o parar, especialmente en zonas céntricas.
  • Atascos que ralentizan el reparto.

¿Cómo superar estos obstáculos? La ciclologística ha sido la solución ante la entrega de pequeños paquetes en las grandes ciudades. El reparto en bicicleta ha posibilitado que infinidad de pedidos llegaran a su destino de una forma mucho más ágil: desde comida a domicilio hasta documentos, pasando por pequeñas compras de ropa, libros, teléfonos móviles o decoración para el hogar, entre otros tipos de mercancía.

>  Todo sobre el proceso de recepción de mercancías en el almacén

Ventajas de la ciclologística. ¿Cómo son los envíos gracias a la bicicleta?

En resumen, la ciclologística ha supuesto importantes ventajas para la paquetería, sobre todo en las grandes urbes. Estas son las principales características de los envíos realizados con bicicleta:

  • Cero emisiones: la bicicleta es un medio de transporte que no emite ningún tipo de sustancia contaminante, por lo que tiene el acceso permitido al corazón de cualquier ciudad. Esta característica beneficia enormemente tanto a la persona que ordena el envío como a quien lo recibe. Y, lo que es más importante: nos beneficia a todos, ya que contribuye a respirar un aire más limpio y a una mejor conservación del planeta.
  • Rapidez: los repartidores ganan mucho tiempo al moverse en bicicleta por la ciudad. Pueden avanzar con mayor fluidez entre el tráfico o coger atajos que de otra forma serían imposibles. Además, como la bicicleta es mucho más fácil de aparcar que otros medios de transporte, también ahorran el tiempo que hubieran dedicado a buscarle un hueco al vehículo de reparto. Por eso, la ciclologística es ideal para envíos urgentes que se realizan dentro de una misma localidad.

El futuro de la ciclologística. ¿Cómo potenciarla?

La ciclologística es posible gracias a la agudeza de las empresas de logística, capaces de encontrar una alternativa más rápida y sostenible que los medios de transporte que se utilizan tradicionalmente. A veces, las grandes ventajas aparecen ante nuestros ojos mirando hacia las cosas más sencillas.

Ahora es importante que todos reconozcamos el gran beneficio que la ciclologística puede suponer a medio y largo plazo. Solo así, podremos ganarnos el respeto de cada conductor que comparte la vía urbana con esos repartidores que viajan sobre dos ruedas y, por otra parte, conseguir más carriles bici y zonas verdes en las ciudades para potenciar aún más la ciclologística.

>  Qué es un envío courier

Si vives en una ciudad, es posible que algunos pedidos que te han llegado a casa últimamente hayan llegado en bicicleta. ¿Eres consciente de ello? Quizás, la próxima vez que le abras la puerta a un repartidor le mires con una sonrisa al recordar estas líneas y pienses: “este hombre está construyendo un mundo mejor para nuestros hijos”.

Rate this post