Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Qué importante es la logística en la vida de las personas! Cuando algo falla, todo se detiene. Por eso, los profesionales del envío de mercancías debemos cuidar al máximo cada punto de la cadena de suministro. Uno de los aspectos más importantes es vigilar que siempre podamos cubrir la demanda de nuestros clientes. Y, de esto precisamente trata la rotura de stock. A continuación te explicamos en qué consiste y cómo puedes evitarla.

¿Qué es la rotura de stock?

La rotura de stock se refiere a la situación en la que una empresa o comercio se queda sin inventario de un producto específico debido a la demanda del cliente que supera las previsiones de venta o a problemas en la gestión de la cadena de suministro. Esta falta de disponibilidad puede afectar negativamente a la satisfacción del cliente, resultar en pérdida de ventas y dañar la reputación del negocio. Por tanto, la gestión eficiente del inventario es esencial para evitar las roturas de stock y mantener un equilibrio entre la oferta y la demanda.

8 Técnicas para prevenir la rotura de stock

Como hemos visito, evitar la rotura de stock es fundamental para garantizar la continuidad del negocio y la satisfacción del cliente. Veamos qué técnicas efectivas en la gestión del inventario puedes implementar en tu negocio.

Planificación de la Demanda

Hablamos de utilizar software de pronóstico de demanda que analice datos históricos y patrones de compra para prever la demanda futura con mayor precisión. Asimismo, debemos colaborar estrechamente con departamentos de ventas y marketing de los ecommerce para obtener información sobre promociones, lanzamientos de productos u otros eventos que puedan afectar la demanda.

>  Cómo llevar la gestión de devoluciones de tu ecommerce

Inventario de Seguridad

Esta técnica consiste en establecer niveles de inventario de seguridad que actúen como amortiguadores para hacer frente a variaciones inesperadas en la demanda o problemas en la cadena de suministro. Por otra parte, hay que calcular estos niveles considerando factores como el tiempo de entrega de proveedores y la variabilidad histórica en la demanda.

Sistema de Gestión de Inventarios (SGI)

Implementar un SGI eficiente que permita un seguimiento en tiempo real del inventario. Además, es esencial utilizar la tecnología de código de barras, Inteligencias Artificiales o RFID para mejorar la precisión en la entrada y salida de productos, reduciendo así los errores humanos.

Política de Reabastecimiento Automático

Se trata de establecer políticas automáticas de reabastecimiento basadas en umbrales predefinidos. Cuando el inventario alcanza un nivel mínimo, se realiza automáticamente un pedido de reposición. Además, esta técnica implica integrar sistemas de reabastecimiento automático con los proveedores para agilizar el proceso.

Monitoreo Continuo

Nos referimos a la realización de auditorías regulares del inventario para identificar posibles discrepancias entre los registros y la realidad física del almacén. Por otro lado, el monitorio continuo requiere implementar sistemas de alerta temprana que notifiquen a los responsables cuando se acerque un nivel crítico de existencias.

Gestión de Proveedores

Esta técnica consiste establecer relaciones sólidas con proveedores confiables y evaluar su rendimiento periódicamente. Además, se trata de diversificar proveedores para reducir el riesgo de depender en exceso de una única fuente.

Optimización del Ciclo de Pedidos

Hablamos de utilizar el modelo de cantidad económica de pedido (EOQ) para determinar la cantidad óptima de pedido que minimiza los costos totales de inventario y reordenamiento. Esta optimización también supone evaluar la frecuencia de pedidos para equilibrar la eficiencia logística y la necesidad de mantener niveles óptimos de inventario. Por ejemplo, es interesante saber si trabajaremos con empresas que cuenten con envíos inmediatos.

>  Proceso de picking y embalaje en empresas

Colaboración con Stakeholders

Por último, podemos evitar la falta de stock mediante la colaboración con stakeholders, fomentando la comunicación fluida entre departamentos para compartir información relevante sobre cambios en la demanda, promociones o eventos especiales. Además, esta técnica incluya la implementación de sistemas de información integrados que faciliten la colaboración entre diferentes áreas de la empresa.

Al emplear estas técnicas de manera conjunta y adaptarlas a las características específicas de cada negocio, se puede minimizar significativamente el riesgo de rotura de stock y fortalecer la capacidad de la empresa para cumplir con la demanda de manera eficiente y rentable.

¿Necesitas ayuda para cuidar tu inventario? Desde Serwell te aportamos todo lo necesario para evitar la falta de stock. ¡Consúltanos!

Rate this post