Tiempo de lectura: 3 minutos

Si te dedicas al transporte de animales, te interesan las siguientes líneas. A continuación te hablamos de las principales normativas, tanto españolas como internacionales para transportar animales vivos. ¡Toma nota!

¿Cómo debe realizarse el transporte de animales? Regulaciones

El transporte de animales es una actividad regulada en todo el mundo para garantizar el bienestar de los animales y minimizar tanto el estrés como los riesgos durante el proceso. Las regulaciones nacionales e internacionales nos indican cómo transportar animales vivos, atendiendo a sus necesidades y evitando posibles multas o sanciones. A continuación,  describimos las principales normativas:

Regulaciones españolas sobre el transporte de animales

Estas son las normas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de transportar animales en España:

  • Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio: Esta ley establece las normas básicas para el transporte de animales vivos en España. Establece requisitos sobre la protección de los animales durante el transporte, incluyendo condiciones de carga y descarga, duración del viaje y condiciones de espacio y ventilación. También exige que los transportistas estén certificados y cumplan con las normas específicas de bienestar animal.
  • Real Decreto 751/2006, de 16 de junio, sobre autorización, registro y condiciones de los centros de recogida de animales de compañía: Este real decreto establece requisitos para el transporte de animales de compañía, incluyendo perros y gatos. Establece condiciones de bienestar, como espacio suficiente, ventilación adecuada y acceso a agua y comida durante el viaje.
  • Normativa específica para el transporte de ganado: Además de las regulaciones generales, España también tiene normativas específicas para el transporte de ganado, como el Real Decreto 1255/1999, que establece los requisitos para el transporte de bovinos, ovinos, caprinos y porcinos. Estas regulaciones incluyen pautas sobre densidad de carga, diseño de vehículos y tiempos de viaje.
>  5 características de la logística verde

Regulaciones internacionales para transportar animales

Y aquí tienes las normas más importantes que debes revisar si vas a transportar animales más allá de nuestras fronteras:

  • Normas de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): La OIE establece directrices internacionales para el transporte de animales Estas directrices incluyen recomendaciones sobre el espacio, la ventilación, el acceso a agua y comida, y los procedimientos de carga y descarga. Los países miembros de la OIE suelen adoptar estas directrices en sus regulaciones nacionales.
  • Reglamento (CE) n.º 1/2005 del Consejo de 22 de diciembre de 2004 sobre la protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas: Esta normativa de la Unión Europea (UE) se aplica a todos los estados miembros, incluyendo España. Establece requisitos detallados para el transporte de animales vivos dentro de la UE y hacia países terceros. Incluye disposiciones sobre densidad de carga, condiciones climáticas, descansos, y capacitación del personal involucrado en el transporte.
  • Convenio Europeo para la Protección de los Animales en Transporte Internacional (TIR-EPAT): España, como país miembro del Consejo de Europa, es parte de este convenio, que establece estándares para el transporte internacional de animales vivos en Europa. El TIR-EPAT establece requisitos similares a los del reglamento de la UE y se enfoca en garantizar el bienestar de los animales durante el transporte internacional.
  • Acuerdo sobre Normas Aplicables a la Exportación de Animales Vivos (ANEX): Este acuerdo internacional de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se aplica a la exportación de animales vivos entre los países miembros de la OMC. Si bien no es exclusivamente un tratado de bienestar animal, incluye pautas para garantizar condiciones adecuadas durante el transporte de animales.
>  Consejos para optimizar rutas de reparto. La clave para hacer entregas a tiempo

En resumen, el transporte de animales vivos está sujeto a una serie de normativas que tienen como objetivo garantizar el bienestar de los animales durante el transporte, estableciendo requisitos específicos en términos de espacio, ventilación, alimentación y agua, así como capacitación y certificación de los transportistas. El cumplimiento de estas regulaciones es esencial para asegurar que los animales sean tratados con humanidad y respeto durante todo el proceso de transporte, ya sea a nivel nacional o internacional.