Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Tienes una tienda? En este post vamos a tratar el dropshipping, una técnica que te va a resultar muy atractiva, ya sea online o física. Probablemente hayas oído que esta práctica te puede hacer ayudar a costes. Y es cierto. A continuación te lo explicamos con todo lujo de detalles.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping consiste en un tipo de venta minorista en el que la tienda que tiene contacto directo con el comprador, no almacena los productos. Los artículos viajan desde un almacén mayorista hasta las manos del consumidor final.

El minorista puede obtener el beneficio mediante dos opciones previamente fijadas en un contrato donde se reflejan las condiciones de la venta:

  • A través de una comisión o cantidad acordada sobre cada venta que se realiza.
  • Aprovechando el margen entre el precio que le pone el mayorista y el precio que paga el cliente final.

El minorista que hace dropshipping puede tener algunos artículos de muestra en su tienda para que los clientes puedan inspeccionarlos físicamente antes de realizar un pedido. Otra manera de realizar ventas de dropshipping es utilizando catálogos, folletos o anuncios. Y, por último, puede llevarlas a cabo por medio de una página web de venta en internet, lo que se conoce comúnmente como una tienda ecommerce.

>  Mensajería urgente en Madrid: medios de entrega

¿Cómo es la logística para las tiendas de dropshipping?

Tal como hemos visto, hay varias fórmulas para practicar el dropshipping, sin embargo, las tiendas online han cobrado fuerza durante los últimos años. Contar con una web de venta y hacer que triunfe en las redes, dejando el almacenaje y la logística a un lado, se ha convertido en un negocio muy rentable para muchos vendedores. Una ecommerce incluso te permite hacer dropshipping automático, de tal manera que ni si quiera necesitas hablar con proveedores. A través de un software, la solicitud llega directamente a cada mayorista cada vez que un cliente realiza un pedido en tu página web.

El dropshipping, una cadena donde todos ganan

En consecuencia, las tiendas de dropshipping, a su vez, son una excelente oportunidad para empresas que se dedican a la logística. En realidad, se el dropshipping funciona gracias a una cadena donde todos ganan:

  • El minorista se encarga de darle visibilidad a los productos y gestionar la solicitud de los clientes. Así, promueve la venta de artículos que de otra forma jamás se hubieran vendido.
  • Las empresas de logística tienen más trabajo con el dropshipping, ya que se genera una necesidad de transporte de pequeñas mercancías. Agrupando las solicitudes de varias tiendas de dropshipping, aumenta la rentabilidad de las empresas logísticas. Aquellas que cuentan con un buen volumen, pueden aprovechar los recursos, realizando una gran cantidad de envíos en un solo trayecto. Además, las empresa de logística también pueden encargarse del almacenaje, en lugar del mayorista.
  • El mayorista habitualmente es quien asume el coste del almacenaje, el packaging y el envío de los productos. Sin embargo, el dropshipping puede ser muy beneficioso para los mayoristas, debido a la gran cantidad de pedidos que genera.
>  LOGÍSTICA PARA ECOMMERCE → Los 7 puntos clave

Consejos para tiendas que practican dropshipping

Llegados a este punto, es posible que quieras aplicar el dropshipping en tu negocio. Sin embargo, el dropshipping también tiene sus riesgos, por ello es importante que sigas las siguientes recomendaciones antes de lanzarte:

Analiza la competencia

Si todavía no has elegido un nicho de mercado, analiza bien la competencia antes de empezar a vender en internet. Hay sectores muy saturados donde el margen de beneficio es realmente reducido. Si aún así te vas a mover en uno de ellos, quizás el modelo de comisiones sea el que más te compense.

Cuida tu sistema de devoluciones

Cuando se practica dropshipping a veces puede resultar más complicado devolver un producto, debido a la cantidad de intermediarios que entran en juego. Es esencial que pactes con el mayorista cómo vais a gestionar los pedidos en caso de devolución a tu tienda ecommerce.

Facilita a tus clientes el seguimiento de envíos

Hoy en día las empresas de logística suelen contar con un software especializado en el seguimiento de envíos. Habla con al empresa que te lleve la logística para poder facilitar el acceso a los clientes. Es un servicio muy valorado.

Sé honesto con los plazos de entrega

El dropshipping puede suponer plazos de envío más largos. Es importante que seas sincero con tus clientes. Si hablas de plazos de entrega más cortos de los reales, puedes tener clientes muy descontentos que podrían perjudicar seriamente tu reputación en internet.

¡Ahora sí estás preparado para hacer dropshipping! ¿Comenzamos?

Rate this post