DOCUMENTOS DE TRANSPORTE

DOCUMENTOS DE TRANSPORTE

Hoy continuaremos con los documentos, ésta vez, los específicos al medio de transporte, son necesarios para la correcta exportación o importación y serán necesarios para el despacho de aduanas.

EMBARQUE MARÍTIMO

Conocimiento de embarque (B/L – Bill of Lading)

Será emitido por el consignatario de la naviera, confirmando que las mercancías han embarcado correctamente. Sirve de acuse de recibo de las mercancías por parte del transportista, que deberá hacerlas llegar al destinatario.

Deberá indicar los datos de las mercancías, el buque, fecha de salida y el puerto de origen y destino.

Confirma el contrato de transporte y la titularidad de las mercancías, lo cual significa que el portador del conocimiento es el responsable de las mismas.

El conocimiento de embarque puede ser un documento negociable. Hay varios tipos de conocimiento de embarque. Los «conocimientos de embarque limpios» atestiguan que las mercancías se han recibido en buenas condiciones aparentes. Los «conocimientos de embarque con reservas» indican que las mercancías están dañadas o en desorden. En tal caso, la entidad financiera puede negarse a aceptar los documentos del remitente.

Conocimiento de embarque FIATA

Se trata de un documento pensado para ser utilizado como un documento de transporte multimodal o combinado con estado negociable. Ha sido diseñado por la Federación Internacional de Asociaciones de Expedidores de Carga (FIATA).

TRANSPORTE POR CARRETERA

Carta de porte por carretera (CMR)

En él constan los datos del transporte internacional de mercancías por carretera, establecido por el Convenio relativo al contrato de transporte internacional de mercancías por carretera de 1956 (Convenio CMR). Debe emitirse por cuadruplicado y estar firmado por el remitente y el transportista. La copia primera es para el remitente, la segunda para el transportista, la tercera viaja con las mercancías y se le entrega al destinatario, y la cuarta debe estar firmada y sellada por el destinatario y debe devolverse al remitente. Normalmente se emite una CMR para cada vehículo.

La carta CMR no es un título de propiedad ni es negociable.

TRANPORTE AÉREO / COURIER

Conocimiento aéreo (AWB – AirWay Bill)

Atestigua el contrato de transporte entre el remitente y la compañía aérea. La emite el agente del transportista y se rige por el Convenio de Varsovia (Convenio para la unificación de ciertas reglas relativas al transporte aéreo internacional, de 12 de octubre de 1929). Un conocimiento de embarque aéreo puede utilizarse para transportes múltiples de mercancías; consta de tres originales y varias copias extra. Cada uno de los interesados (remitente, destinatario y transportista) conserva un original. Las copias pueden requerirse en el aeropuerto de salida o en el de destino para la entrega y, en algunos casos, para otros transportistas. El conocimiento aéreo atestigua el contrato de transporte y la recepción de las mercancías.

Un tipo específico de conocimiento aéreo es el llamado conocimiento aéreo normalizado IATA, que utilizan todas las compañías pertenecientes a la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y que reúne las características acordes al Convenio de Varsovia en un formato normalizado.

Carta de porte por ferrocarril (CIM)

Es un documento para el transporte de mercancías por ferrocarril que está regulado por el Convenio relativo a los transportes internacionales por ferrocarril de 1980 (COTIF-CIM). El transportista lo emite por quintuplicado. El original acompaña a las mercancías, una copia se entrega al remitente y las otras tres las conserva el transportista a efectos internos. Equivale al contrato de transporte por ferrocarril.

Pronto analizaremos BL, CMR y AWB en pronfudidad.

 

Un abrazo.

Serwell

DUA (Documento Único Administrativo)

DUA (Documento Único Administrativo)

Volvemos con los documentos necesarios para transporte Internacional de mercancías: Hoy el DUA.

Todas las mercancías importadas o exportadas en la UE deben ser declaradas a las autoridades aduaneras del país de la UE respectiva (en España la AEAT),  mediante el Documento Único Administrativo (DUA), que es el documento de declaración de importación y exportación común para todos los países de la UE.

 

 

Debe ser cumplimentado en un idioma oficial de la UE aceptado por las autoridades aduaneras del país de la UE en el que se emita.

El DUA puede presentarse de las siguientes maneras:

  • a través de un sistema informatizado conectado a las autoridades aduaneras;
  • en las oficinas de aduanas designadas.

La principal información  que debe declararse es la siguientes:

  • Participantes en la operación (importador, exportador, representante, etc.)
  • Destino aduanero (despacho a libre práctica, despacho a consumo, importación temporal, tránsito, etc.)
  • Datos de identificación de las mercancías (Partida Arancelaria, peso, cantidades), ubicación y tipo embalaje
  • Medio de transporte
  • País de origen, país exportador y destino.
  • Información comercial y financiera (Incoterms, Factura y fecha, valor facturado, moneda de facturación, tipo de cambio, seguro, etc.)
  • Documentos asociados al DUA (licencias de importación, certificados de inspección, documento de transporte, factura comercial, etc.)
  • Declaración y modo de pago de los impuestos de importación (derechos arancelarios, IVA, impuestos especiales, etc.)

El DUA consta de ocho copias; el agente debe cumplimentar todas o una parte de las hojas en función del tipo de operación.

Para las importaciones suelen utilizarse tres copias: una queda en poder de las autoridades del país de la UE en el que se formalizan los trámites, el segundo va al país de destino a efectos estadísticos y el tercero se entrega al destinatario después de sellarlo la autoridad aduanera.

Documentos asociados al DUA

Según la operación y el carácter de las mercancías, deben presentarse con el DUA algunos documentos. Los más importantes son:

  • Prueba de origen, normalmente utilizada para aplicar las preferencias arancelarias
  • Certificado de la naturaleza específica del producto
  • Documento de transporte
  • Factura comercial
  • Declaración del valor en aduana
  • Certificados de inspección (sanitaria, veterinaria y fitosanitaria)
  • Licencias de importación
  • Documento de vigilancia comunitaria
  • Certificado CITES
  • Justificantes de una solicitud de inclusión en un contingente arancelario
  • Documentos a efectos de los impuestos especiales
  • Justificantes de una solicitud de exención del IVA

Muy importante: El Dua debe ser guardado junto con el resto de documentos de la operación, pues será nuestro justificante ante la AEAT de qué se ha procedido de acuerdo a la ley vigente, pudiendo ser requerido por ésta durante los 6 años siguientes a su emisión.

En Serwell, recibimos a menudo consultas acerca de qué significa algún apartado del DUA, o dónde se puede consultar algún dato financiero, estad atentos pronto haremos un estudio más a fondo de cada casilla.

 

Espero os sea de ayuda!

 

Un abrazo,

Serwell.

DOCUMENTACIÓN: PAKING LIST ( LISTA DE BULTOS)

DOCUMENTACIÓN: PAKING LIST ( LISTA DE BULTOS)

Aquí estamos de vuelta con la documentación que deberemos manejar para hacer un envío internacional: El packing List.

La lista de bultos (P/L) es un inventario de las mercancías que se van a exportar / importar necesario para el despacho de aduana y que acompaña a la factura comercial y los documentos de transporte.

Información que debe incluir:

  • Datos del exportador y del importador.
  • Fecha de Emision
  • Número de la factura a la que hace referencia
  • Tipo de bulto (caja, bolsa, bidón, pallet etc.)
  • Número de bultos
  • Contenido de cada bulto (descripción de la mercancía y cantidad de artículos en cada bulto)
  • Marcas y numeración*
  • peso neto, peso bruto y dimensiones de los bultos

* Las Marcas de los bultos son indicaciones que constan en cada uno de ellos y que los hace diferenciables del resto, por ejemplo, si nuestra empresa se llama “Import Export, S.A.” podemos marcar: IESA 1/15 , IESA 2/15… Donde 1/15, 2/15, indica que es el bulto 1 de 15 enviados, y así sucesivamente. Son importantes sobre todo en grupaje ya que, en caso de pérdida o daño, podremos identificar qué artículos han sido afectados, sólo con ver el packing list, te podría pasar ésto.

Podremos emitirla en cualquier formato, no hay un impreso específico.

Debe ser expedida por el vendedor de la mercancía (exportador).

Según la práctica comercial habitual, en un original y al menos, una copia. Lo normal es que no sea necesario que vaya firmada o sellada, pero, en la práctica tanto el original como la copia se suelen firmar.

Podrá estar emitida en cualquier idioma, recomendamos, al menos, traducción al inglés, y si fuera posible al idioma del país de importación, aunque no es requerimiento legal, si facilita los tramites una vez llegada la carga a su destino.

Como en la factura también se puede añadir terminales de carga/ descarga, número de documento de transporte, nº de contrato o pedido de compra-venta, o referencias a la forma de pago – sobre todo si tenemos Carta de Crédito o aval bancario. Aunque, al ir relacionado con la factura en el P/L es prescindible ésta información.

Aquí podréis bajar un ejemplo de packing list ó lista de bultos:

 

Pronto hablaremos de más documentos, alguna sugerencia?

Un abrazo,

Serwell

 

DOCUMENTACIÓN: LA FACTURA COMERCIAL INTERNACIONAL

DOCUMENTACIÓN: LA FACTURA COMERCIAL INTERNACIONAL

Bienvenidos!

Hoy voy a hablar de la documentación necesaria para transporte internacional, en la sección iré detallando qué documentos son necesarios, cómo se deben emitir, y las normativas a las que están sujetos.

Uno de los problemas fundamentales que nos encontramos los profesionales del transporte internacional, es que no todo el mundo conoce todos los modos de transporte, los derechos y obligaciones, requisitos, y exigencias de la UE … y ello lleva a errores, retrasos y en general: Problemas. Bien porque no se sabe, porque estamos habituados a un medio de transporte y tenemos que cambiar excepcionalmente, bien por desconocimiento del sector, acabamos de iniciar una nueva aventura internacional, o bien, porque las normas se actualizan y no estamos informados. Todo ello conlleva que dependamos de la agencia con la que trabajamos y tratar con personal cualificado. Por eso, aunque dispongamos de todos los medios, lo mejor es estar familiarizado con la documentación que nos va a hacer falta, y saber para qué nos sirve.

Empecemos por  la FACTURA COMERCIAL:

 

La factura comercial es un documento o prueba de la transacción entre el exportador y el importador. El exportador emite al importador para el cobro de las mercancías en el tiempo y condiciones acordadas.

En ella se indica la la información básica sobre la transacción y siempre será necesaria para el despacho de aduana.

Es similar a una factura de venta nacional, aunque tendrá que incluir algunos datos que son específicos de las operaciones de importación y exportación.

Como mínimo, deberemos indicar los datos siguientes:

  • Datos del exportador y el importador (nombre y dirección completa)
  • Fecha de emisión
  • Número de factura
  • Descripción de la mercancía (denominación, calidad, etc.)
  • Unidad de medida
  • Cantidad de mercancías
  • Valor unitario
  • Impuestos (si son necesarios)
  • Valor total y moneda de pago. Teniendo siempre en cuenta, que si estamos en la UE, tendrá que ser una moneda libremente convertible a Euros o de curso legal en la Union.
  • Condiciones de pago (modo y fecha de pago, entregas a cuenta, descuentos, etc.) A las entregas a cuenta y descuentos les dedicaremos un post, pues suelen dar lugar a error a la hora del despacho de aduanas.
  • Condiciones de entrega según el correspondiente Incoterm (recuerda añadir siempre el lugar / ciudad al que hace referencia el Incoterm).
  • Medios de transporte

Podremos emitirla en cualquier formato, no hay un impreso específico.

Debe ser expedida por el vendedor de la mercancía (exportador).

Según la práctica comercial habitual, en un original y al menos, una copia. Lo normal es que no sea necesario que vaya firmada o sellada, pero, en la práctica tanto el original como la copia se suelen firmar.

Podrá estar emitida en cualquier idioma, recomendamos, al menos, traducción al inglés, y si fuera posible al idioma del país de importación, aunque no es requerimiento legal, si facilita los tramites una vez llegada la carga a su destino.

También se puede añadir terminales de carga/ descarga, número de documento de transporte, nº de contrato o pedido de compra-venta, o referencias a la forma de pago – sobre todo si tenemos Carta de Crédito o aval bancario.

Aquí podeis descargar una factura de ejemplo en inglés:

 

 

Espero que os sea de ayuda!!

Un abrazo

Serwell

 

CONVERSACIONES DE ASCENSOR

CONVERSACIONES DE ASCENSOR

A todos nos ha ocurrido: entras al ascensor, sube otra persona, conocida o no, y para romper el hielo, alguien dice:

– ¿ Que calor hoy, verdad?

O tambien:

– Pues parece que va a cambiar el tiempo…

Ó se puede oir bajito:

– ¡ A ver si deja de llover de una vez!

Se hacen incómodos silencios, pero, ¿ sabemos cómo afecta esta conversación de ascensor, tan recurrente, a nuestros envíos?

Cuando hablamos de transporte aéreo, parece que lo máximo que puede pasar es que cierren algún aeropuerto por la nieve o el viento. ¡ Vaya, No llegaré a tiempo a la convención ! ó ¡ Pierdo un día de vacaciones !

Pero, hay que recordar que en ellos, no sólo hay maletas, en las bodegas suelen viajar toneladas de mercancías a las que alguien está esperando. Y hablando de tiempo y aviones: ¿ Sabias que la temperatura de la bodega puede variar entre -18º a 40º en un mismo vuelo? Pero tranquilos en los aviones de pasaje, las bodegas con nuestras pertenencias suelen ir acondicionadas.

¿ Y en marítimo ?

Recuerdo el caso de un cliente, que en Navidad viajó a China, y por casualidad encontró un producto perfecto para su negocio, y decide traer a España un par de contenedores. Entre compras, pedidos, fabricación y embarque, llegó el verano.

Buque alcanzado (no sin esfuerzo), tiempo de tránsito cumplido, Aduanas y entrega según lo previsto. Todo perfecto.

La primera sorpresa vino cuando al desmontar los pallets, las cajas parecían húmedas, así que nos llamó, y abrimos una gestión con la naviera para ver si el contenedor tenia agujeros o grietas y poder reclamar al seguro (no lo olvidéis nunca), pero no, no había el más mínimo rastro, como nos confirmó nuestra aseguradora, pero ¿De dónde había salido el agua entonces?

La gran sorpresa vino después: La mercancía, de plástico, venia totalmente derretida, una masa de colorines en el fondo de las cajas. No se había salvado ni uno.

Pero, ¿Que había pasado? Cajas húmedas, mercancía derretida, y ¡ las dos cosas a la vez!… La compañía de seguros nos dió la respuesta: El calor, había creado humedad dentro del contenedor y al mismo tiempo había derretido el producto por sus características. Hay que tener en cuenta que son de chapa, y en su interior, en pleno Agosto, durante 3 semanas al sol, dentro se habían generado temperaturas de hasta 60º en el interior.

Por eso, siempre que hagamos una compra, tendremos que tener en cuenta qué compramos (características, calidades etc), cómo y cuando lo vamos a transportar, cómo lo vamos a embalar y pedir consejo a los especialistas.

¿Y a vosotros? ¿Os afecta el clima?

 

Hasta pronto!